Largas Historias

Por done empezar a contar esta historia que sucedio hace unos meses y que aun hoy provoca un morbo tal en mi que me parece que ocurrio ayer. Es difícil explicar lo que sentí en las largas jornadas cuando yo trabajaba en la oficina y ella estudiaba en la universidad, sabiendo que faltaban múltiples horas para regresar a rencontrarla. Erótica aun puede que romántica en algún aspecto, la meta de esta chica, Emmanuelle, casada en Bangkok, es hacer el amor con quién sea y como sea. Para abrir el hambre, saboreen, los que deseen, HOTEL ASTORIA, uno de los capítulos que integran la novela, y que fue publicado en Penthouse dentro de la serie MIS RELATOS ERÓTICOS PREFERIDOS que elegía para la gaceta el cineasta Luis García Berlanga.
Las historias tampoco serían tan verdaderas en la mente de C. , si tienen que medirse por el parágrafo final de I, 52, que A. Castro explicó como alusión a los falsos cronicones hallados en Granada en lo que entonces se llamaría el Sacromonte (entre ellos uno, descubierto en mil quinientos noventa y nueve, que relataba una visión apocalíptica de Santiago); a estos «documentos» C. pedía que se diera «el mesmo crédito que suelen entregar los reservados a los libros de caballerías».
El rico y jugoso tono del empaste hacía adivinar, bajo la irisada epidermis, la sangre tibia; los labios se desviaban para lucir el esmalte de los dientes; y, completando la ilusión, corría alrededor del marco una orla de cabellos naturales castaños, ondeados y sedosos, que habían crecido en las sienes del original. Aunque este relato se publicó hace múltiples años (dos mil ocho), lo admitimos porque pensamos que eres su autora y, en principio, no debe ser nuevo. Verdaderamente creo que como mamá, puso todo de su parte para que su hijo superara su problema.
El tipo brincó sobre mi esposa, sujetándola entre los brazos con https://www.angloinfo.com/barcelona/directory/listing/barcelona-escorts-barcelona1463138827 , que ambos cayeron al suelo, mi desesperación fue terrible, el repulsivo sujeto dominaba con el peso de su cuerpo a Martha, su piel blanca y húmeda por el mar, su fina y muy elegante figura contrastaba dramáticamente con aquel tipo repulsivo y piloso, que velozmente controlo la situación, sentándose en la cama, sin soltar a mi esposa, que quedó entre sus largos brazos sentada junto a el.
Estoy con Enith, Dios formo hombre y mujer, historias lesbicas y de homosexuales están mal ante los designios de Dios. Mas allá del termino contemporaneo” que creo no se aplica a la mayoría de los autores de la lista, yo agregaria País de Nieve, de Yasunari Kawabata; y Salto Mortal, de Kenzaburo Oe. Ambas son grandes obras de increibles autores. Otro de Tolstoi, mas no puedes negar que se merece su lugar en esta lista por ser una mezcla de novela con legado filosófico, que cuenta la historia de la invasión a Rusia. Sus labios, impregnados en la esencia femenina, le mostraron todo el amor que sentía por ella.

Anuncios